Archivo por meses: mayo 2015

De picnic por Barcelona con una cesta de empanadas Rekons (Parte II)

¿No creeríais que se habían acabado los sitios en Barcelona donde ir a hacer un buen picnic? Pues no, la ciudad tiene aún muchos rincones especiales a los que llevar vuestra cesta –en la que, evidentemente, no pueden faltar nuestras empanadas ;-)- y disfrutar de una buena comida al aire libre.

rekons-pic-nic3

En este post os recomendamos siete espacios más. Pero seguro que vosotros conocéis otros lugares especiales a los que escaparse para una comida en familia o con los amigos o para una merienda romántica. ¿Nos ayudáis a completar estas listas?

  • Parque de la Creueta del Coll: quizás uno de los parques más desconocidos para los barceloneses que no són del barrio, pero con reclamos tan interesantes como el ‘Elogio del agua’, una colosal escultura de Chillida suspendida y sostenida por cables de acero anclados en la roca de la antigua pederera del Coll, un gran estanque que en verano funciona como piscina pública, y una pequeña explanada con mesas, bancos, una fuente y una buena vista sobre Barcelona.
  • Parque del Laberint d’Horta: es un buen lugar para jugar a perderse. Empezar la jornada intentando encontrar el centro del laberinto de cipreses recortados para después, al salir, disfrutar de nuestro picnic en la zona exterior, preparada para ello.
  • Parque del nus de la Trinitat: este parque ofrece una gran área de picnic con barbacoas, mesas y bancos, además de un canal semicircular, álamos, olivos y una impresionante escultura tipo friso romano de quince caballos que corren en estampida sobre una pradera de hierba. También encontraréis más de 60 huertos urbanos que cultivan personas jubiladas del barrio.
  • Parque Central de Nou Barris: éste es el segundo parque más extenso de la ciudad, con 17,7 hectáreas que esconden sorpresas como la mayor concentración de palmeras de Barcelona, el antiguo acueducto de Dosrius, un manantial que brota en vertical y una grada tapizada de césped.
  • Jardines de Can Sentmenat: lugar ideal para descansar del tráfico y el ruido de la ciudad, con nueve hectáreas de zona boscosa para perderse, disfrutar de las espectaculares vistas de Barcelona desde las terrazas, y comer bajo la sombra de alguna de las palmeras centenarias.
  • Palau Robert: para uno de esos días que te apetece quedarte en el centro de Barcelona o, incluso, para salir a comer al mediodía si trabajas por la zona, Palau Robert ofrece un buen 2×1: exposiciones y un jardín con bancos para disfrutar de tu comida a la sombra de sus árboles.
  • 4,2 kilómetros de playa: y acabamos nuestra lista, como no, de paseo por la línea de costa. Desde la playa de Sant Sebastià hasta los Baños del Fòrum, podéis elegir el rincón que más os guste y llevar vuestra manta y vuestra cesta de picnic para disfrutar de un delicioso día de playa.

¿Nos vamos de picnic con una cesta de empanadas Rekons? (Parte I)

rekons-pic-nic3

En plena primavera y con estos días espectaculares que estamos teniendo, dan ganas de salir a comer fuera y disfrutar de un buen picnic. Al contrario de lo que muchos podáis pensar, no es necesario coger el coche y hacer kilómetros para encontrar un parque interesante, un rincón con encanto o una colina con vistas… ¡Barcelona lo tiene todo!

Eso sí, después de escoger el lugar, es imprescindible pasar o llamar a Rekons para incluir en vuestra cesta las mejores empanadas de Barcelona ;-)

  • Parque de la Ciutadella: sí, empezamos por un clásico. El que fuera el primer parque público concebido como tal en la ciudad de Barcelona es uno de los lugares ideales para un picnic primaveral, con una zona acondicionada para ello y áreas de césped en el que poder tumbarse a tomar el sol.
  • Parque de Joan Miró: también conocido como parque del ‘Escorxador’, porque ocupa el solar del antiguo matadero, permite elegir entre el palmeral, el pinar o la pradera, con amplios espacios en cualquiera de ellas que permitirá disfrutar de una estancia bastante tranquila.
  • Parque de la España Industrial: cerca de la estación de Sants, ideal si recibís visitas de fuera de Barcelona, se encuentra este espacio que fusiona cultura e industria, con nueve faros que dominan el espacio de acceso al estanque, un lugar ideal para comer bajo la sombra de los sauces llorones.
  • Parque del Mirador del Migdia: subiendo un poco, detrás del castillo de Montjuïc, encontraréis una zona preparada para picnic, con mesas y bancos y unas vistas privilegiadas de la ciudad de Barcelona.
  • Parque de Cervantes: este es un lugar especial al que ir, sobre todo durante este mes de mayo cuando las rosas están en pleno esplendor. Y es que si hay algo que caracteriza al Parque de Cervantes es su gran rosaleda, al lado de la cual podréis encontrar una pequeña zona de picnic donde disfrutar de vuestro menú Rekons.
  • Jardines del Palau de Pedralbes: después de pasar por una gran puerta de hierro forjado y una muralla de buganvillas color violeta, nos encontraremos con los Jardines del Palau de Pedralbes, un lugar especial en el que ir a disfrutar de un picnic alrededor de su estanque. Después, un pequeño paseo para descubrir su cascada, dos obras de un joven Gaudí, un bosque de bambú y la “Fuente de Hércules”, con su dragón que escupe agua.
  • Parque de l’Oreneta: este espacio es otro clásico del ocio en familia. Subimos para ello a Collserola y nos encontramos con 17 hectáreas forestales con una zona de picnic en su zona más elevada. Sí, otro de esos lugares que nos regalan una magnífica vista de la ciudad de Barcelona mientras disfrutamos de una deliciosa comida en buena compañía.

Los mil y un beneficios de las ciruelas

Empanadas_Rekons-pollo-ciruela

Ya os explicamos en otro post que si, de todas nuestras empanadas tuviéramos que destacar una (cosa muy difícil) esa sería, probablemente, la de pollo con ciruela. Y es que esa es una de las que más triunfa en nuestro restaurante. ¿Por qué será?

Probablemente porque la combinación de la carne suave del pollo con el ligero toque ácido de la ciruela crea una mezcla perfecta que enamora a todo aquel que la prueba. Además, la ciruela tiene propiedades saludables que la hacen un elemento casi imprescindible (sin excederse en sus dosis) en cualquier dieta.

Entre esas propiedades, destaca que es una fruta que contiene antioxidantes. Esto quiere decir que ayuda a rejuvenecer tejidos, reparar células y órganos dañados y, algo que gustará mucho a aquellos que se preocupan por seguir pareciendo eternamente jóvenes, ayuda a retrasar el proceso del envejecimiento.

Además, esas altas propiedades antioxidantes y nutritivas, convierten a la ciruela en un buen preventivo para el cáncer.

Pero la ciruela no solo es buena por los antioxidantes, también contiene fibra soluble de gran calidad que disminuye la velocidad con la que el azúcar se consume en el cuerpo y estimula la producción de insulina. Por ello, es una gran aliada para combatir y ayudar a curar la diabetes.

Y la que probablemente es la propiedad más conocida: mantienen tu intestino saludable gracias a su  propiedad laxante que ayuda a remover toxinas del intestino, y si tu intestino está saludable, ¡todo tu cuerpo lo estará!

¿A que ahora te apetece una empanada de pollo con ciruela? Pídela para tu cena. ¡Te la llevamos a domicilio!